Martes de Artes: Marina Abramovic

Autodefinida como la “abuela del performance” la artista serbia sigue desatando suspiros…y lágrimas. En su retrospectiva en el MOMA, The Artist is Present, que tuvo lugar de marzo al mes de mayo del 2010, realizó un performance en el cual permanecía sentada en una silla al centro de un centenar de espectadores. Uno a uno, el público tomaba su lugar sentado frente a la artista y se miraban mutuamente.

Chiara Atik, en su artículo de Guest of a Guest, se pregunta por qué tantos espectadores lloran cuando se enfrentan a su turno para mirar a la artista. Y es en serio: no me imagino por qué alguien se pondría a llorar mirando un desconocido. Su artículo es ameno e iluminador.

Vale la pena que miren también el tumblr Marina Abramovic Made Me Cry con las imágenes de los llorones y la galería del MOMA.

Todas las fotos son de Marco Anelli.